La fruta cítrica y los vegetales son beneficiosos para evitar la perdida de transparencia del cristalino.

Los problemas de visión, sobre todo con la lente intraocular que tenemos en el ojo para enfocar los objetos, es un precio que todos pagamos al cumplir años. Sin embargo, y por primera vez, un equipo internacional de científicos tienen la fórmula mágica para retrasar la aparición de cataratas: la dieta.

Las cataratas son la principal causa de discapacidad visual.

Se ha llegado a la conclusión que existe una relación entre los elementos ricos en antioxidantes y una disminución de tener cataras con la edad.

La mitad de las personas de 65 años las padecen, contribuye al 35% de todas las cegueras que no se operan. Las cataratas es una de las principales causas de discapacidad visual. Es por ello que, en España, la intervención de este problema es la cirugía que más se  ha realizado con casi de medio millón de casos al año. Las listas de espera siguen creciendo.

Que la población está envejeciendo es un hecho. Aunque la cirugía suele dar buenos resultados, lo cierto es que al ritmo que vamos esta intervención supondrán casi seis mil millones a la sociedad en 2020. Además de evitar el trastorno de pasar por el quirófano. Es por ello que los investigadores ven en este descubrimiento una medida urgente que se debe tomar para retrasar su aparición, hasta diez años.

Con los años se ha hallado en los radicales libres y el estrés las causas que provocan las cataratas. Y ahora, con el uso preventivo de antioxidantes se retrasan los síntomas de esta enfermedad. Teniendo en cuenta esta premisa la investigación se centró en asociar la ingesta de vitaminas y carotenoides con el problema de visión.

Los resultados fueron claros:

«comer pimiento, zanahorias, tomates, frutas cítricas y vegetales de color verde oscuro retrasan la aparición de las cataratas».

La lista de la compra: dieta mediterránea

Aunque la investigación no se ha realizado con sujetos españoles, por lo que no cuenta con nuestra carga genética, se puede asegurar la importancia de una dieta adecuada. Tiene que contar con complementos nutricionales ricos en vitaminas (A, C), carotenos, luteína y zeaxantina. Como puede ser la dieta mediterránea para conseguir retrasar las cataratas.

La carencia de vitamina A es responsable de la aparición precoz de las cataratas.

El 70% de las patologías de salud de los occidentales es por una mala alimentación. Entre ellas se encuentran también los problemas de visión. Una de las carencias más preocupantes en la dieta es la vitamina A, responsable de ceguera nocturna, aparición precoz de cataratas y degeneración macular asociada a la edad.

Sin embargo, hay que ser conscientes que las cataratas no se pueden prevenir de manera tajante. Lo que sí es posible es seguir una serie de medidas para retrasarlas. Una de esas pautas es una alimentación rica en antioxidantes, como de ha demostrado.

Pero además se puede:

  • Evitar tomar medicamentos que dañen el ojo, cuando sea posible.
  • Usar gafas de sol con un filtro solar adecuado, sobre todo, en las horas de mayor radiación.
  • Además de las visitas periódicas al oftalmólogo para su pronta detección, y así minimizar los riesgos.

Mejor prevenir que curar.

Actualmente la única cura que hay para las cataratas es pasar por el quirófano. Una intervención rápida y segura, en la que se aspira la catarata y se reemplaza por una lente. En algunos casos con una graduación concreta si lo necesitara el paciente. Los especialistas recomiendan abordar esta intervención lo antes posible para reducir riesgos.

Pero si aun no estás diagnosticado estás a tiempo de prevenir. Cuida tu alimentación y no dejes de visitar al oftalmólogo.