Nuestras inseparables lentillas siguen siendo una gran solución en tiempos de pandemia, pero deberemos respetar unas sencillas normas de uso.

A medida que vamos descubriendo cómo se comporta el SARS-CoV-2 podemos ir protegiéndonos frente a él con medidas higiénicas. Los ojos son medios de entrada del virus en nuestro organismo y debemos extremar la precauciones cuando además somos usuarios de gafas o de lentes de contacto. La revista Contact Lens & Anterior Eyes ha publicado un artículo, con el director del Centre for Ocular Research & Education (CORE) Lyndon Jones , en la Universidad de Waterloo. En él se profundiza en múltiples aspectos sobre salud ocular, con un énfasis particular en el uso seguro de lentes de contacto. Su conclusión: «Nuestros hallazgos indican que las lentes de contacto siguen siendo una forma perfectamente aceptable de corrección de la visión durante la pandemia de coronavirus, siempre y cuando las personas observen una buena higiene de las manos y sigan las instrucciones apropiadas de uso y cuidado».

El artículo recoge cinco consejos básicos garantizar la seguridad entre profesionales y usuarios:

  1. No hay evidencia de que los usuarios de lentes de contacto tengan un mayor riesgo de contraer Covid-19 en comparación con los usuarios de gafas.
  2. Los buenos hábitos de higiene son fundamentales. Es esencial lavarse y secarse bien las manos, así como usar y cuidar adecuadamente las lentes de contacto, garantizar una buena higiene de la carcasa de las lentes de contacto y limpiar regularmente las gafas con agua y jabón.
  3. Las gafas normales no protegen contra Covid-19.
  4. Sea portador de lentes de contacto, gafas o no tenga corrección visual, no debe tocarse la nariz, la boca o los ojos con las manos sin lavar.
  5. Los enfermos de Covid-19 deben dejar de usar lentes de contacto temporalmente y utilizar gafas. Se puede reanudar el empleo de lentillas después de superar la infección y con lentes y estuches nuevos y con el consejo del óptico u oftalmólogo.

La mejor opción en estas semanas de aislamiento es emplear lentillas desechables. Si resulta un inconveniente la adquisición de estas lentes, y deseamos continuar usando las lentillas habituales deberemos observar con detenimiento el siguiente protocolo:

  • Lávese las manos antes y después de manipular las lentes.
  • Limpie las lentes frotando con cuidado pero sin dejar ninguna parte sin limpiar.
  • Use un limpiador adecuado, y enjuáguelas con una solución salina estéril. Desinfectarlas con peróxido de hidrógeno al 3% y déjelas reposar durante 6 horas en el estuche junto con el desinfectante.
  • Una hora antes de su uso incluya en ese mismo recipiente una pastilla para la neutralización.
  • Enjuagar con una solución salina antes de insertar la lente en el ojo y lavarse las manos antes y después de colocarla”.

Recuerda que el SARS-CoV-2 puede aislarse en la lágrima y en la conjuntiva y puede ser transmitido por ellas. Así pues resulta aconsejable extremar las precauciones y poner especial atención en no tocarnos la cara ni los ojos sin extremar la limpieza de las manos o cualquier otro vector de contagio.

Fuentes: